Atalayas y visiones

Debo confesar que logro ver con más tino cuál es la comprensión de algunos activistas sobre cosas como libertad, tecnologías libres y demás, y cuál es el esquema de valores sobre el que eso se sustenta. Sin personalismos y sin pasiones también. Ahora bien, con respecto a este hilo, por si a alguien le quedaba alguna duda, cosas que se han leido en las respuestas lo dejan bastante más claro, al menos para mi.

Veo a quienes siguen insistiendo que su comprensión de libertad les faculta para no aceptar, negar e incluso menospreciar la de los demás y pretenden, desde esa atalaya venir a sentar cátedra sobre lo que está permitido y lo que no en un FLISOL. Queremos un Flisol sólo técnico dicen … claro, taylorismo puro … no cuestiones la máquina, apenas aprende y sé maestro en su manejo. Por cierto, me causa mucha sorpresa que algunxs insistan en hablar de “libre” con respecto al código negando la condición de hecho político a la tecnología y pretendiendo que ese concepto de “libre” no es político.

No injerencia, piden (sabrán qué significa??), y luego otros insultan respaldando esta posición … Charming .. sin duda … Nivel técnico, académico y ciudadano.. desbordante… ejemplarizante…

Debo reconocer que mi principal problema es que no logro entender esa suerte de universo paralelo en donde una técnica sin gente es posible, y donde cuestionarse por cosas que nos hacen tan vulnerables como seres humanos como las patentes o la “insuflación” de patrones de consumo tecnológico no está permitido. Pero atención! cuidado! (parecen advertirnos desde ese universo paralelo), las patentes no tienen que ver con nada social, son sólo tecnicismos y técnica leguleya, el consumo tecnológico inducido no afecta al ser humano y es este rrrrrégimen madurissssta el que te pide que no pienses sobre ello, es este régimen el que te pide que no pienses, no hables, no digas, no critiques … Despierten focas!! (nos reclaman desde ese universo que no logro entender, pero que imagino desde sus respuestas cuando las contrasto con la realidad que observo…)
Pero la tecnología es ascéptica, nos insisten. Hablan de libertad de código, “has código y liberalo” nos ordenan (desconociendo que varios lo hacemos ya =D) …pero recuerda! eso que haces, ese código no tiene ningún condicionante social, ni político. Es más, liberar código (siguen diciendo desde su atalaya), permite traer a la vida, a ese superhombre que soño Nietzche pero no surgiendo desde la muerte de Dios para venir a amar a la tierra … sino a la técnica … la tecnología ascéptica es esa tierra prometida a la que todxs tenemos derecho ..ahh perdón! volví con mi injerencia pajúa a mezclar peras con manzanas.

Dicen: Olviden a Feenberg, estaba bajo LSD cuando escribió la teoría crítica a la tecnología, olvídense de todo eso. No sabía lo que dijo, no tenía por qué hablar de eso, no es su área. Esa gente que insite que la tecnología es un hecho social y, por tanto político, son unos trasnochados, una pobre gente que viene a insistir con “injerenciar” (así lo dirán) en lo que queremos y deseamos hacer con las máquinas que hacen software (perdón, dije máquinas?? quise decir desarrolladores)… como un granjero en su finca, quien hace software sólo necesita conocer las últimas tendencias tecnológicas a las que accede desde su computadora sin ningún filtro previo (dicen), que no le importe lo que hacen sus pares en rusia, china o corea, esos son comunistas y no saben nada de tecnología … insisten.

Ah! y no vengan a reivindicar la necesaria inclusión de minorías y excluidos en el desarrollo, uso, aplicación de tecnologías. Los usuarios finales son seres inferiores que no comprenden el código, esta lista no es para discutir esas cosas y las mujeres no usan tecnología porque no quieren. Refrendan con su actitud.
Creen que internet es un conjunto de computadoras voluntariamente enlazadas entre si (concepto de la ICANN)… creen que los gobiernos son unos malos malísimos y andan buscando siempre cómo frregar a los librepensadores que son ellos y no quienes ven a la tecnología como un hecho político. Estos últimos, creen, son los más cautivos de todos. Los libres librísimos son los que han logrado superar ese estadio inferior del desarrollo humano que politiza todo, que relaciona todas las cosas de forma integradora, ese estado inferior en el que se desconoce la compartimentación del conocimiento y su generación y desde el cual se insiste en la visión complejizadora de la realidad circundante. Eso, nos insisten, es pura politiquería, carece de valor técnico y, por tanto, no tiene aplicación en la realidad.

Tal parece que habrá que sentarse a hablar puede haber una “libertad no política” o si requerimos la construcción de una “libertad-liberadora” … personalmente veo difícil que quienes niegan la condición de político al hecho tecnológico, puedan operar como interlocutores de ese necesario debate social.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.